Una piel sana en verano en 5 pasos

Una piel sana y cuidada es importante para tu salud en cualquier época el año, pero se consciente de que en verano lo es aún más.

Las altas temperaturas, el sudor y la mayor exposición al Sol hacen que sea especialmente necesario atender las necesidades de tu piel para que siga luciendo sana, hidratada y bonita.

De cara al inicio del verano, hoy vamos a tratar 5 requisitos indispensables que debes aplicarte para tener una piel sana en vacaciones. Así que es tu momento, toma nota.

1. Limpieza sobre limpieza

Lo primero que te decimos siempre que hablamos de este tema: la limpieza de la piel siempre hace falta. Te hayas maquillado o no, o incluso si vienes de bañarte de pies a cabeza en el mar, hay que limpiarse la cara todos los días para eliminar toxinas y la suciedad que se acumula por el sudor, la mar, la arena, la contaminación...

Además, acuérdate de seguir con tu rutina de exfoliación. Que las prisas de los planes de verano no acaben con la salud de tu piel.

2. Hidratación, SIEMPRE

Sabemos que echarse crema en verano cuesta el triple. La absorción de la crema es más difícil y la sensación de sudor y calor aumenta. Aún así esto no debe ser excusa para mantener una piel sana.

Busca un rincón fresquito y tranquilo y continúa con tu rutina de hidratación tanto facial como corporal.

Especialmente te recomendamos que cuides tu piel y la mantengas hidratada en verano aplicando nuestros aceites vegetales BIO tras la playa o la piscina. En concreto el aceite vegetal de Rosa mosqueta o el de Almendras de Aromas de Andalucía son altamente nutritivos, hidratantes y regenerativos tras la exposición al Sol.

También es fundamental que tomes mucha agua. La hidratación del cuerpo por dentro se refleja por fuera.

3. Crema sola 24/7

"Solo me echo protección solar cuando voy a tomar el Sol" MUY MAL. Aunque es en ese momento de tomar el Sol cuando tienes que poner especial interés en la protección, no es bueno que salgas a la calle en verano sin echarte crema solar.

El Sol pega fuerte incluso cuando vas caminando por el asfalto de la ciudad y te va quemando poco apoco sin que te des cuenta de ello. Además, lo ideal es que siempre lleves fotoprotección contigo para ir reponiendo cada pocas horas y mantener tu piel sana.

crema solar para una piel sana

4. Ropa adecuada para una piel sana

Con lo que cubras tu piel va a determinar mucho la salud de ésta en gran medida.

Si usamos ropa ajustada nuestro cuerpo no estará cómodo y reaccionará contra ello aumentando la temperatura y por lo tanto acabaremos sudando. Un sudor que se traduce en una deshidratación paulatina y sus consiguientes consecuencias.

Por el contrario, la ropa de tonos claros y vaporosa ayuda a la correcta transpiración de la piel y evita que sudemos y que se eleve nuestra temperatura corporal.

También te aconsejamos hacerte con una buena variedad de gorros y sombreros que cubran tu cabeza del Sol y que últimamente son tendencia.

5. Comida v.s Verano

El binomio comida y verano tiene una relación bastante complicada e inestable. ¿Por qué?

Mientras que por un lado el calor nos cierra el estomago y nos invita a comer menos o con desgana , también es una época en la que sin querer descuidamos más nuestra alimentación y comemos rápido y lo primero que pillamos sin pensar en las consecuencias de ello.

Debes interiorizar que en verano puedes aprovechar la temporada de mucho pescado y marisco, ensaladas y fruta. Deja un poco de lado la ingesta de carne y raciones copiosas que dejan más pesado. El consumo de alcohol, por contrario que parezca a tu idea, también provoca más calor y por lo tanto sudor y deshidratación.

Son 5 formas de mantener tu piel sana, hidratada y radiante que solo necesita que los interiorices en tu día a día. Además, no solo tu piel se verá recompensada. El resto de tu salud también.

twitterfacebookinstagramcartmagnifiercross
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo