¿Cuidas tu salud?

Un tema de lo más delicado y a su vez uno a los que menos atención le prestamos. Nuestra salud debería ser lo primero pero en realidad, ¿tú cuidas la tuya?

En momentos de especial alerta como el actual, caemos en la cuenta de que no nos cuidamos como deberíamos y solo cuando caemos enfermos venimos a darnos cuenta.

Hoy queremos ponernos un poco serios para darte algunos consejos de salud e higiene que te ayudará a mantener tus defensas fuertes y tu sistema inmunológico en perfectas condiciones.

No te canses de lavarte las manos

Parece un consejo para niños de parvulario, pero nada de eso. El ritmo del día a día y el exceso de confianza en que todo está mejor cuidado hace que se nos olvide lavarnos las manos todas las veces que deberíamos.

Un esto sencillo que debe quedarse fijo en nuestra rutina para eliminar miles de infecciones que derivan de unas manos sucias y poco cuidadas. Aunque no lo veas, las bacterias microscópicas que se nos pegan de todos lo que tocamos se cuentan por millones.

*Que decir tiene de cuando vamos al baño. Eso mejor ni decirlo...

Cuidado con lo cotidiano

¿Sabes cuáles son los objetos que usas diariamente que más bacterias acumulan? Aunque no lo creas, hay una lista de artículos que manipulas muchas veces al día, que pueden ser los más perjudiciales para ti y por lo tanto son los que más limpios debes mantener

  • Teléfono móvil
  • Cepillo de dientes
  • Teclado y ratón del ordenador
  • Mano a distancia del televisor
  • Carro de la compra
  • Monedas y billetes
  • Escritorios de oficina y mostradores

Siete objetos que estamos hartos de utilizar y no deparamos en la cantidad de bacterias y partículas nocivas que contienen. No hay que volverse loco, pero es conveniente desinfectarlos al menos una vez a la semana para mantener las bacterias a ralla.

Entre toses y moquetes

Esto si que debería ser de 1º del Jardín de infancia. Aunque sean dos actos involuntarios que nos pillan por sorpresa casi siempre, nuestra reacción debería ser también automática: TAPARNOS LA BOCA.

Se recomienda hacerlo con el ante brazo para no contaminar nuestras propias manos y con ellas todo lo que tocamos. Aparte de los esputos y mocos a toda velocidad que disparamos y que nadie necesita sufrir, los virus se propagan muy fácilmente por esta vía.

Si estás resfriado, no olvides llevar contigo pañuelos de papel de usar y turar además de toallitas húmedas para mantenerte más aseado de lo normal.

¿Sabes qué te estás echando encima?

Maquillajes, cremas, geles, mascarillas... los productos que nos echamos por encima día a día cada vez son más beneficiosos pero, ¿de verdad lo son?. ¿Sabemos qué componentes tienen? Son buenos para lucir mejor, pero, ¿son sanos para nuestra piel?

Puede que los ingredientes de ciertos cosméticos y productos de belleza perjudiquen tu salud dermatológica, derivando en problemas que se manifiestan a largo plazo.

Ten mucho ojo con los maquillajes y cosméticos. Busca una alternativa ecológica y natural o consulta con profesionales que te aconsejarán cuales son las opciones más indicadas para ti.

Párate y descansa

Nuestra salud va estrechamente relacionada con nuestra calidad de descanso. Los cuerpos que constantemente se encuentran bajo presión y a altos ritmos de actividad sin un descanso adecuado sufren enfermedades más fácilmente.

Dedicarte momentos de desconexión como te mereces, dejar de lado situaciones de estrés y tensión, dormir 8 horas o incluso mantener una buena higiene postural en tu puesto de trabajo pueden ayudarte a estar descansado y tener una mejor salud y ser menos vulnerable a enfermedades.

Son aspectos sencillos y lógicos pero que solemos descuidar minando nuestra salud poco a poco sin que nos demos cuenta. Consejos prácticos que debes incluir en tu subconsciente para ejecutarlos de manera automática.

Podrás beneficiarte tu y echar una mano a todos los que te rodean.

twitterfacebookinstagramcartmagnifiercross
Carrito de compra
Sin productos en el carrito de compra.
Subtotal
0,00
Total
0,00
Continuar Comprando
0