Hacer feliz a los demás: 4 formas de cumplirlo

¿Sabías que hacer feliz a los demás es una de las mejores formas de que tu mismo seas feliz?

Hay estudios que demuestran que sentir la felicidad de los que te rodean y encima ayudar a fomentarla es suficiente para que nosotros mismos nos sintamos mucho mejor, realizados y felices.

Sin embargo, la teoría suele ser más fácil que la práctica. Es decir, partimos de la base de que por lo general nadie quiere que las personas que quieren estén mal, pero también coincidimos en que no siempre estamos dispuestos a hacer feliz a los demás.

Cuando uno mismo pasa por una mala racha es difícil que mantenga el ánimo para sacarle una sonrisa a otra persona, pero ahí reside el esfuerzo y la futura recompensa. Es cuestión de hacer un cambio de chip y quizás con estas pautas puedas conseguirlo.

1. Regala buenas palabras

Con regala no queremos decirte que seas falso. Entendemos que todos estos consejhos solo puedes ponerlos en práctica cuando te salgan del corazón.

Te estamos invitando a que busques lo bueno de las personas que te rodean y lo verbalices. Que si una compi de trabajo lleva un vestido bonito no te cortes y se lo digas. Es un pequeño gesto que alegrará un poco su día y a ti te te hará sentir bien la sonrisa con la que te responda.

cumplidos para hacer feliz a los demás

2. Saluda con una sonrisa

Este simple hecho puede ser más complejo de lo que parece.

Por un lado está el peligro de saludar con una sonrisa y que la otra persona no te responda de igual modo. En estos casos fatídicos te quedas cortado y te contagias de mal humor en lugar de felicidad. Ahí viene el esfuerzo. Intenta que eso no te afecte. Tu has hecho una buena acción que ha salido de tu corazón y has puesto tu granito de arena para hacer un mundo mejor y hacer feliz a los demás.

Pero a parte, también tenemos que ponernos en la otra piel. ¿Alguna vez nos hemos planteado el malo rollo que contagiamos cuando un vecino te saluda con su mejor sonrisa y nosotros le devolvemos el hola más seco del mundo? Nadie se merece una mala cara sin venir a cuento y menos si te ha regalado una sonrisa.

3. Llama más por teléfono

Es una costumbre muy bonita que está cayendo en desuso. Con la llegada de las nuevas tecnologías y el Whatsapp, la típica llamada de teléfono para saber de alguien ya no se lleva nada. Ahora incluso felicitamos los cumpleaños a través de un simple mensaje de texto y no dedicamos tiempo a hablar por teléfono.

Que un amigo de toda la vida que no ves a diario se acuerde de ti y te llame puede alegrarte el día e incluso la semana. Refuerza los vínculos y recibimos amor del bueno con un gesto muy sencillo.

Ahora piénsalo, ¿a quién le debes la primera llamada?

4. Comparte lo bueno

No todas las formas de hacer felices a los demás depende de ellos. También es compartirlo contigo.

Que tu compartas con familia y amigos tus cosas también les hace felices y se sienten útiles para ti y de tu plena confianza. Algo que obviamente les hará sentirse más felices y dichosos.

¿Acaso no se va alegrar tu madre si le cuentas que tu jefe te ha dado hoy la enhorabuena por tu trabajo? Evidentemente compartir lo bueno que te pasa hace feliz a los demás y eso te repercute positivamente en ti.

Todos estos consejos suponen de primeras un ejercicio de reflexión. Un momento de plantearte cual es tu actitud ante la vida y si eres capaz de hacer feliz a los demás o no.

Es una pregunta difícil de pensar y contestar pero que merece la pena cuando cambias la actitud negativa.

Para tu momento de reflexión te aconsejamos que te dejes acompañar del suave y delicioso aroma nuevo de Aromas de Andalucía: TÉ CHAI. Una fragancia que invita a la reflexión a la relajación y a la paz para mantener una mente positiva y hacer feliz a los demás.

twitterfacebookinstagramcartmagnifiercross
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo